Saltar al contenido

Motivación Para Estudiar Los 10 Secretos Nunca Revelados

Ir al cine, ver la televisión o salir para un paseo es más divertido que ponerse a estudiar es que bien la idea de Motivación Para Estudiar.

Un niño de educación primaria, un adolescente de secundaria y un universitario tienen diferentes maneras de motivarse para sus labores escolares.

Si nuestro poco estímulo para los estudios se asocia con factores que nos incomodan, como que nos cae mal un profesor, por lo largo del tema del día o porque nos parece difícil la materia, serán causas para tener pocas o ninguna gana de estudiar.

Lo peor sucedería si nos dejamos vencer por esos factores. Eso implicaría que nos detengamos permitiendo que las oportunidades pasen de largo, quedando rezagados mientras nuestros compañeros siguen adelante.

Pero si llegara a suceder, podemos detenerlo poniéndonos en marcha para ver como superamos cada obstáculo.

Puede llegar un momento en que no nos gusten los estudios, pero si llega a suceder, debemos hacer un esfuerzo para verlos de otra manera, de la forma en que nos parezcan interesantes y que sean interesantes de verdad.

Uno mismo con su esfuerzo e imaginación puede lograrlo, siendo conscientes de que es lomejor para ayudarse.

Puede ser que no sea fácil y sea un proceso de poco a poco, pero dará resultados favorables y cuando se logre no hay que dejarlo escapar.

¿Cómo mantener la motivación para estudiar?

Motivación Para Estudiar una carrera
Motivación Para Estudiar

Debemos tener en cuenta que existen dos tipos de motivación:

  1. La interna, que es cuando hacemos las cosas por el placer de hacerlas, porque simplemente nos gusta hacerlas.
  2. La externa, que es cuando hacemos las cosas porque nos lo piden, por el deber de hacerlo o solo porque viene bien hacerlo.

Cuando comenzamos en la escuela, lo hicimos porque nuestros padres nos llevaron y era lo que tocaba. La motivación para esa época era externa.

Cuando aprendimos a tocar un instrumento musical, lo hicimos porque nos gustaba y sentíamos una pasión por hacerlo. La motivación que existía en ese caso era interna.

En esos dos casos, ninguna de las motivaciones es mejor que la otra, porque con cualquiera de ellas si las mantenemos firmes, podemos lograr nuestros propósitos.

Siguiendo lo anteriormente dicho, poniendo en marcha unos consejos se puede lograr recuperar y mantener la motivación para estudiar.

  1. Hay que ser alegre y más perseverante:

Aprender una materia, como ser bueno en un deporte, se debe más a las cualidades como la perseverancia, el buen humor y la sensibilidad.

  1. Establece objetivos que sean reales:

Estudia la cantidad de materia que debes y no te esfuerces ni excedas de tiempo.

  1. Divide los objetivos por etapas:

Te motivas mejor, si divides un objetivo total en objetivos semanales o mensuales.

Divide el material que tienes para estudiar por temas, así avanzarás más.

  1. Hazlo menos tiempo, pero tienes que hacerlo:

Con todas las distracciones existentes, es difícil mantener la concentración mucho tiempo.

Sin embargo, ¿quién no dispone de por lo menos 30 minutos al día para estudiar?

  1. Hay que darse premios:

Hazte un premio cuando salgas bien y apruebes una evaluación, pero también cuando salgas mal, lo importante es que logres motivarte a estudiar.

¿Qué es la motivación en el estudio?

La motivación es una fuerza, es un empuje que nos catapulta para obtener las cosas y poder seguir repitiéndolas.

En el medio escolar la motivación está dirigida a los contenidos que se plantean, a los métodos utilizados y las tareas realizadas.

La motivación tiene que ver también, con lo que se busca, con las metas y con todo lo que se persigue.

Existen estudiantes que los motiva la competencia, sentirse superior a sus compañeros de estudios los apasiona, también que seanaceptados por los profesores y por sus padres.

Pero hay otros, que se sienten motivados cuando se dan cuenta que están aprendiendo algo nuevo, que eso es lo que desean hacer y que les gusta porque los entretienen, por eso se esfuerzan para lograrlo.

¿Qué tengo que hacer para ponerme a estudiar?

Para ponerse a estudiar es necesario motivarse y para lograrlo puedes utilizar las siguientes técnicas:

  1. Piensa que estudiar con algo positivo.

Lo puedes estimular con una recompensa.

  1. Fomenta hábitos en tu vida.

El cuerpo se hace más productivo cuando se asumen hábitos, como dormir a las horas destinadas para el sueño, para las comidas, y otros parala distracción.

  1. Guarda silencio, se piensa mejor.

Se trabaja con los cinco sentidos, y aunque creas que nada te molesta, es mejor que en ese momento solo te escuches tú mismo.

  1. Valora por qué lo haces.

Lo haces porque es importante para ti y no lo haces porque alguien te obligó a hacerlo.

  1. Administra bien tú tiempo y aparta algo para otras actividades.

Organiza el tiempo que dedicas a estudiar.

  1. Pregunta cuando tengas dudas.

Si tienes alguna duda sobre la que estudias, busca a tu profesor o algún compañero de estudios que te pueda ayudar.

Puedes avanzar a otro tema mientras realizas la consulta.

  1. Selecciona la mejor hora del día para estudiar.

No se recomienda estudiar en las últimas horas deldía, porque debes estar cansado.

  1. Dormir lo suficiente durante las noches.

Lo recomendable son 8 horas seguidas.

  1. Lee muchoaunque no sea materia de estudiar.

Si tienes el hábito de leer, te facilitará entender las ideas, se estimulará tú imaginación y eso aumentará la capacidad de comprender lo leído.

  1. Busca vías creativas y de escape.

Para liberar la mente, hay que realizar pausas. Con las vías de escape, le permitirás a tu mente librar algo de cansancio ordenando lasideas.

¿Por qué hay que estudiar?

El resultado de estudiar es lograr adquirir mayores y mejores conocimientos. Hacerlo, es crear las bases que te ayudarán a potenciar tus cualidades y capacidades naturales.

Con el estudio, los conocimientos que se adquieren sirven de fortaleza para nuestra capacidad y son garantía de nuestro futuro. Estudiar no solo nos da una mente sana, sino un cuerpo sano también.